Tiraron inyectables y fármacos en un sitio público de Plottier

Los vecinos alertaron al municipio que rápidamente intervino y llamó a la reflexión sobre su peligrosidad.

Los residuos fueron encontrados junto al canal Foto gentileza ED



PLOTTIER (ED) — En una actitud repudiable, desconocidos tiraron inyectables y fármacos en un espacio público de la ciudad de Plottier. Con ese proceder pusieron en riesgo a quienes pudieran pasar por ahí, en especial a los niños. La cantidad de productos, entre ellos dispositivos para inyectar insulina, es asombrosa.

El hecho ocurrió en Ayuntun Hue 3801, a la vera del canal de riego en el barrio Río Limay. Allí los vecinos alertaron a la dirección de Ambiente, que encontró dos baldes ocultos entre las ramas y los árboles. Estaban completamente llenos de lapiceras al parecer usadas por un o más pacientes insulinodependientes.

Un hombre fue visto cerca de las 9.30 del jueves cargando los baldes y caminando hacia el canal, una situación que alertó a los vecinos. Con la intervención municipal, el material fue traslado a Zoonosis donde una empresa contratada realizó su disposición final.

En diálogo con El Digital Plottier, la directora de Medio Ambiente, Julieta Cristoff, informó que “no se pudo identificar a la persona responsable, pero queda pendiente dialogar con los vecinos, creemos que puede ser del barrio, y le pedimos que tome conciencia y que hay otras opciones”. 

Alertó que “este tipo de residuos es muy peligroso” y explicó que lo encontrado fue colocado en una bolsa especial para residuos patógenos, y dejado en depósito en la Dirección de Zoonosis, para luego ser recogidos por la empresa que le da el tratamiento. La municipalidad tiene un contrato con la empresa Basaa SA.

Desde la dirección se controla mediante un registro a todos los generadores de residuos patógenos como veterinarias, consultorios odontológicos y médicos, pero no así de los domicilios particulares que tienen pacientes. 

Lamentablemente, para la municipalidad de Plottier, estas acciones no son nuevas. Tiempo atrás se habían encontrado residuos patógenos en la zona cercana a la autovía norte, pero lo que más preocupa es que también ocurre en los canastos domiciliarios.

Cristoff reiteró su agradecimiento a los vecinos que alertaron de la situación y destacó que “es muy importante que comprendamos que el cuidado de todo lo que tiene que ver con el ambiente, es un compromiso de todos”.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here